sábado, octubre 22

CIUDAD

                                                                                                            Fotografia de Manuel Revilla


Estirar el amanecer de la ciudad

sin tener que registrar minutos e intenciones.


Amasar un pan distinto y tenderlo a las puertas


de aquellos que no hablan.


(Dibujar gatos con un solo silbido.


Hay lugares donde dibujas gatos

sin dejar de silbar,

ciudades refugio de versos)


Enhebrar una aguja en una noche en vela


y ser viejo además, sin estorbar,


y vestir de negro para sentarme en la plaza


entre ociosos desterrados por los orgullosos.


Etiquetas: , , , ,

1 Comments:

Blogger Dolors Lopez said...

Es tan fácil conseguir todo ello?

octubre 22, 2016 7:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home