lunes, junio 15

EL AMOR DUELE Y ENFERMA EN OCASIONES

fotografía María Sayago


Si me dueles dentro

ya procura el papel sacármelo amablemente.

Tu color posee la línea que responde al éxito.

Pero mi barco no sustentará tu nombre,

y dos velas rotas tendrá para morir muy joven,

deseando cerrar la madera abierta de su mástil.



No deberíamos haber cruzado esa línea

cuando nos reímos en aquella playa,

no deberíamos haber luchado en la luna.

No deberíamos haber resucitado inundados de perlas,

sudor y rayos de nuestras tormentas.



Pero respiras hondo y el milagro elegido

al haber encontrado la persona capaz

de acercarte a llorar desde una luz, toma forma.

De ella recibes un cuenco mágico con dones

llenos de mares limpios.

Alabando el conjuro que puso en marcha

la química del aire para encontrarla,

en la difícil profundidad de conocerla nuevamente,

hasta conseguir libertar los últimos registros,

que por alguna razón atenazados a la piel,

martilleaban la delgada capa que todos los días,

nos ponían en sociedad. Para olvidar ciertas palabras.

Pareciéndose a las canciones de Edith Piaf

provocadoras que el compás triste se combe,

hasta ahogarnos en ternura dolorosa.

Y te salvas, y soplas a las puertas del sol

dejándote calentar tranquilo en contemplación,

guardando a tu amor en el envés

de las hojas caídas al paso del ave,

hasta el día que el aire muera en los oídos.

(Poema publicado en la revista nº7 salto al Reverso http://saltoalreverso.com/2015/06/13/revista-salto-al-reverso-7/)


1 Comments:

Blogger Ángel García Riol said...

me pillas muy enfermito... preciosa manera de expresarlo

junio 16, 2015 10:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home